El id es:node/69129
Bienestar 29 de Mayo de 2012

Ojo con los criaderos de gérmenes, ¡evita una enfermedad!

El usuario es:

Compartir:

Vemos a diario un centenar de comerciales de televisión y avisos publicitarios sobre el “último jabón que salió al mercado que ataca a las bacterias” o el “mejor desinfectante para la limpieza del hogar que cuida la salud de la familia”, pero, ¿está la gente realmente consciente de cuáles son los principales focos de infección y contagio en su día a día?

Incluso, se han puesto de moda los gel antibacteriales que muchas mujeres -y hasta hombres- cargan en sus bolsos y carteras, y en diversos casos, los pañitos húmedos que se convierten en su aliado perfecto cuando no tienen un grifo con agua y uno de estos jabones para lavar sus manos.

Es más alarmante de lo que se piensa pero hay que saber manejarlo. No es que al bajar del autobús, luego de haber agarrado sus barandas haya que salir corriendo a lavarse las manos, pero sí se debe tener en cuenta que no en vano el contacto del ser humano con los autobuses de servicio público, los cajeros automáticos -donde todo el mundo digita las claves-, los dispensadores de condimentos y menús en restaurantes, los carritos de los supermercados y las manijas de las puertas han sido objeto de estudios por científicos e investigadores.

Por ejemplo, el Journal of Medical Virol reportó en un estudio reciente que el virus del resfriado y la gripe pueden sobrevivir durante 18 horas en superficies duras y mencionan el caso de los menús de los restaurantes, donde cientos de personas los tocan y pueden pasar sus gérmenes a otros. Así mismo el Diario de Salud Ambiental realizó una investigación en 2007 que arrojó como resultado que casi el setenta por ciento de las rodajas de limón colocadas en el borde de los vasos -en forma decorativa- contienen microbios que causan enfermedades.

Igualmente llaman la atención sobre los envases de los condimentos y mencionan que se debe tener precaución ya que aunque se limpie la superficie de estos envases con una servilleta, puede ser en vano, ya que estas son porosas y los microorganismos pueden pasar a través de ellas. Lo mismo pasa con las manijas de las puertas. Eloina Goenaga, jefe de salud ambiental de la Secretaría de Salud Pública Distrital, asegura que lo más importante que se debe hacer cuando se tenga contacto con objetos de dominio público como manijas de puertas, tubos de autobuses, carritos de supermercados, entre otros, es lavarse las manos con agua y jabón. “Uno en la calle es susceptible. Por ejemplo, las fomites, que son partículas contaminadas que viven en la calle y pueden producir enfermedades que se transmiten a través de ellas. Es por eso que el lavado de manos debe ser una constante en los hogares, oficinas y cualquier lugar. Las personas deben adquirir conciencia”, agrega.

Por su parte, Eloina menciona enfermedades como la conjuntivitis, la cual puede transmitirse con solo tocar a alguien que la padezca y antes se haya pasado las manos por los ojos. En cuanto a las enfermedades que se pueden contagiar vía fecal u oral, habla sobre la diarrea. También menciona al cólera -del cual dice no es tan frecuente- y la hepatitis A, como enfermedades de alto riesgo de contagio con tan solo tocar.

¡Más vale prevenir que lamentar!

Más del tema

Teniendo en cuenta la temática, Eloina Goenaga agrega que los individuos que tienen mayor contacto con materia fecal como las niñeras -cuando van a cambiar el pañal de los bebés, o cuando atienden a un adulto mayor durante y después de una deposición- son quienes más deben cuidarse y estar atentos al constante lavado de manos, por precaución.

Recomendaciones

• El teclado de un computador acumula gran cantidad de bacterias, por lo que se recomienda el hábito de limpiarlo.

• Pensar en la cantidad de personas que digitan a diario los botones de un cajero automático, da mucho que desear.

• El uso de antibacteriales en gel o en jabón es una forma de evitar contagios y posibles infecciones. Lo bueno es que ya se usan portables.

• El control remoto, ya sea de un televisor, equipo de sonido, o de cualquier otro tipo, es uno de los objetos para limpiar con frecuencia.

• Los dispensadores de condimentos y menús de los restaurantes también son de cuidado. En lo posible lava o limpia tus manos antes y después de utilizarlos.

Texto: Ana Milena Pugliese A.

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO