El id es:node/132115
Bienestar 24 de Septiembre de 2014

Una prueba de laboratorio a tiempo le ayuda a mejorar la salud

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Angélica Cano
Compartir:

Aunque muchas personas le huyen a los laboratorios clínicos por temor al pinchazo, tarde o temprano los médicos remiten a sus pacientes para un análisis de sangre de rutina que pueden avisar si está saludable o necesita más atención.

Una simple muestra de sangre, en ayunas, puede ayudar a mejorar la salud a tiempo, porque permite detectar desde un elevado nivel de colesterol, conocer la concentración de glucosa (azúcar), ácido úrico y triglicéridos o incluso saber si se padece de cáncer o leucemia.

No obstante, la bacterióloga Yasmith Vergara, experta en hematología en banco de sangre, explica que el resultado de las pruebas puede ser una de las principales ayudas diagnósticas para cualquier patología.

Resalta  que a la hora de realizarse este tipo de pruebas, se deben seguir todos los protocolos de bioseguridad en el manejo de las mismas, y dice que “las personas que toman las muestras de sangre deben ser bacteriólogos o técnicos de laboratorio”.

La nutricionista dietista Elsy Orozco, afirma que con los exámenes de laboratorio en mano se trabaja más fácil y se va a lo seguro, para programar una determinada dieta al paciente.

“Antes de iniciar un tratamiento, todo paciente debe realizarse los respectivos análisis de laboratorio, para que este sea efectivo e idóneo, de acuerdo con los resultados”, dice la experta.

La también instructora del Sena explica que, dependiendo de los exámenes se establece una dieta balanceada (con alimentos constructores, reguladores y energéticos). Ya sea una hipocalórica, si los niveles de azúcar son altos, disminuyendo las harinas y azúcares y aumentando las fibras; muy parecido al régimen alimenticio que se establece en pacientes con triglicéridos altos.

En caso de tener niveles altos de colesterol, la nutricionista explica que “se debe implementar una dieta hipograsa, y consumir carnes magras guisadas con verduras, sin aceite, al vapor o al horno”.

Elsy, Orozco, especialista en nutrición clínica resalta la importancia de los resultados de las pruebas de laboratorio, para disponer de porcentajes adecuados en la alimentación, de acuerdo al peso, el sexo y la edad, pero también asegura que “mucho depende de la actividad física que realice el paciente”, para evitar descompensaciones.

Controles periódicos. La médico especialista en hemodiálisis, Dolores Hernández considera que los exámenes de control en estos pacientes son de suma importancia, porque con base a ellos se ajustan medidas tanto nutricionales como farmacológicas y en el tratamiento de terapia de reemplazo renal.

“Todos los pacientes de hemodiálisis son sometidos a controles clínicos mensuales, que después son analizados  y permiten un adecuado tratamiento”, agrega.

Hernández destaca que se debe asegurar que la evaluación clínica y la monitorización del paciente de hemodiálisis se realice con una periodicidad adecuada, por médicos nefrólogos y nutricionistas que se encargan de los ajustes de la dieta que es parte fundamental en el tratamiento y de la cual se deriva en gran parte el éxito del tratamiento.

Exámenes de rutina
Según la bacterióloga Yasmith Vergara, los exámenes de rutina son:

Cuadro hemático. Para diagnosticar anemia.

Las plaquetas. La coagulación sanguínea y otros indicadores.

Parcial de orina. Indica si hay infecciones urinarias.

Glicemia. Mide los niveles de azúcar en la sangre.

Perfil lipídico. Medición de colesterol y triglicéridos.

Creatinina y Nitrógeno Ureico. Miden la función renal.

Pruebas de función hepática. Mínimo una vez al año.

Coprológico. Indica si hay infecciones por parásitos, hongos o bacterianas.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO