El id es:node/152062
José Manuel González 03 de Abril de 2019

En el Foro: Mujeres de impacto

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez
Compartir:

Tuve la oportunidad de participar en el foro organizado por EL HERALDO la semana pasada, en donde se presentaron varias ideas importantes para seguir mejorando la calidad de vida y el bienestar 
de la mujer en nuestra querida Región Caribe.

En mi participación, recordé cómo desde 1979 vengo publicando en dicho diario artículos que propenden por el apaciguamiento de las ideas machistas que tanto daño les produce tanto a mujeres como a hombres y que son obstáculo para el empoderamiento femenino.

La educación para la vida sexual y de pareja es fundamental en esta vía de fortalecer la calidad de vida de las mujeres.

 Esta formación para la vida en pareja la puede dar los padres, la escuela, las iglesias o… la pornografía. Sí, cuando la familia, la escuela o la iglesia no le dan información a las niñas y adolescentes sobre el amor, las caricias, las relaciones sexuales, etc., ellas la buscan con mucha facilidad en internet, viendo pornografía.

 A principio de este año, trabajando en la preparación para un proyecto en educación sexual y de pareja, tuve la oportunidad de reunirme con varios grupos de adolescentes en diferentes colegios que me mostraron claramente que las niñas de 10 y 11 años ya han visto pornografía en sus celulares o en los de sus amigas o amigos. Algunas veces también en los celulares de sus padres.

 Las nuevas generaciones cuentan con el acceso a un celular, propio o de sus amistades, generalmente desde los 10 años, y créanme que muchas veces lo usan para buscar lo que les inquieta sobre el amor, las caricias en el noviazgo, las relaciones sexuales, etc. Y, al buscar, los navegadores terminan por llevarles a páginas web de pornografía.

 Lo peor es que, como esa es su única información sobre las relaciones sexuales, aprenden muchas cosas erradas; como por ejemplo, que los hombres tratan a las mujeres como objetos sexuales (y que a ellas eso les debe gustar), que las parejas se conocen y sin hablar mucho se van a la cama, que los encuentros sexuales son para satisfacer fundamentalmente al varón, que son relaciones íntimas sin demostraciones de amor, que demoran mucho tiempo, mucho tiempo… que los hombres deben tratar violentamente a las mujeres en la cama, que las mujeres con solo abrir las piernas comienzan a gemir de placer, etc. La pornografía es una mala profesora… 

En las películas Superman vuela y las adolescentes saben que eso es mentira, pero en la pornografía no se dan cuenta que la realidad es diferente, que lo que ven forman parte de una película. Por eso es tan importante que los padres, la escuela y las iglesias hablen claramente con las niñas sobre la sexualidad y las relaciones de parejas, y que al hacerlo se refieran a las mentiras que la pornografía propaga.

Si tienes hijas adolescentes trata de conversar con ellas sobre la sexualidad, el amor, los noviazgos, las caricias y los besos… y de seguro ella aprenderá de ti y no de las películas pornográficas.

Por José Manuel González
Dir: Cra. 51B No. 94-334, consultorio 404 Barranquilla.
Celular: (57) 310 630 24 44
www.drjmgonzalez.com
@drjosegonzalez

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO