El id es:node/137914
José Manuel González 25 de Mayo de 2016

Juegos eróticos y monotonía sexual en la pareja

El usuario es:
Jose Manuel Gonzalez
Compartir:

La monotonía es uno de los problemas sexuales de la vida conyugal. “Siempre lo mismo”, dicen algunas personas cansadas de que con el paso de los años la rutina destruya su relación íntima. Situaciones como esta pueden evolucionar negativamente, favoreciendo muchas veces circunstancias graves, como la infidelidad, el desamor o el divorcio.

Los juegos eróticos son una ayuda útil para inyectarle variedad a la rutina erótica de la pareja. También facilitan la ocasión para vivir un bonito momento de complicidad entre los amantes.

Algunas personas asocian los juegos sexuales con perversión, algo que está completamente alejado de la realidad. El sexo debe ser divertido, relajante y placentero para fortalecer el vínculo conyugal.

Los juegos eróticos son un excelente instrumento para alargar el tiempo antes de la penetración. No olvidemos que los hombres son como los focos: se acciona el interruptor ¡y se encienden enseguida! Las mujeres son como las planchas: hay que conectarlas y esperar unos minutos para que se calienten...

Quizás el juego erótico más conocido con cartas es el Strip Poker. La forma más común de jugarlo es haciendo que la persona que pierde se quite una prenda de vestir.

Cuando ya está completamente desnuda, la persona que gana tiene derecho a pedirle lo que quiera a la persona que perdió.

La botella es otro juego común: se gira una botella y la persona que señale el pico se quita una prenda de vestir. Al final, la persona que está completamente desnuda cumple una penitencia cuando la señala la botella.

El juego de las tinieblas eróticas también es bastante común. En este juego se apagan completamente las luces o se vendan los ojos de los participantes, de forma que ninguno de los dos vea nada. Tocarse, acariciarse, besarse, olerse o escucharse sin verse es la parte clave de este juego. Cuando no vemos nada, el olfato, el tacto y el oído se agudizan y la experiencia puede ser muy gratificante.

Los dados también pueden ser útiles para jugar en los momentos íntimos. Una posibilidad es asignarles verbos a los números del dado, algo como, por ejemplo: 1= Tocar, 2= Besar, 3= Chupa, 4= Lamer, 5= Morder y 6= Acariciar.

La primera vez que se tira el dado sabemos qué hay que hacer. La segunda vez que se tira el dado se sabe dónde hay que actuar, y para eso también se asigna un número a cada parte del cuerpo. Por ejemplo. 1= Boca, 2= Cuello, 3= Pecho, etc.
Otra forma de jugar con los dados es tirar los dados y pierde la persona que sacó el número más bajo. La persona que pierde se quitará una prenda de vestir. Cuando ya está completamente desnuda, la persona que gana tiene derecho a pedirle lo que quiera a la persona que perdió.

¿Te interesa? Mira http://drjosegonzalez.blogspot.com.co/2016/01/juego-erotico.html

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO