El id es:node/137315
José Manuel González 30 de Marzo de 2016

Test de infidelidad

El usuario es:
Foto: Tomada de Internet

José Manuel González
Compartir:

Existen diferentes tipos de infidelidades. La Dra. Chiquinquirá Blandón, de la Clínica del amor,
en Medellín, las clasifica en ocasionales, permanentes y compulsivas. Para diferenciarlas claramente puedes responder las siguientes preguntas:

1. La infidelidad, o los periodos con relaciones extramatrimoniales, fueron:
a. De corta duración.
b. De duración intermedia.
c. De larga duración.

2. La(s) relacion(es) extramatrimonial(es) ha(n) sido:
a. Una sola vez.
b. Varias veces.
c. Muchas veces, casi todo el tiempo.

3. La infidelidad ha sido frecuentemente con:
a. Personas recién conocidas.
b. Amistades, personas de su trabajo o de su mismo círculo social.
c. Personas dedicadas a la prostitución, empleadas del servicio doméstico de su propia casa, etc.

4. Cuando la relación extramatrimonial se descubrió:
a. Se pudo romper rápidamente.
b. Hubo dificultad para terminar y se mantuvieron las dos relaciones simultáneamente.
c. Se rompió rápidamente, pero luego surgió otra infidelidad.

5. La reacción de la persona infiel fue:
a. Culpa y arrepentimiento.
b. Agresión hacia la persona engañada, indecisión sobre con quién quedarse.
c. Justificarse, o mostrar indiferencia, sin sentimientos de culpa.

Interpretación
Si la mayoría de sus respuestas son «a», probablemente se trata de una infidelidad ocasional. En este caso la primera recomendación es perdonar y volver a empezar. Una infidelidad de este tipo no justifica acabar con una relación matrimonial y muchas veces puede resolverse con el diálogo y la buena voluntad de las dos partes.

Si la mayoría de sus respuestas son «b», probablemente se trata de una infidelidad permanente. En este caso la recomendación es trabajar, en primera instancia, para definir el conflicto ¿con quién me quedo? de la persona infiel. En este tipo de infidelidades hay insatisfacciones importantes en la relación y es necesario recibir terapia de pareja.

Si la mayoría de sus respuestas son «c», probablemente se trata de una infidelidad compulsiva. En este caso la recomendación es trabajar en primera instancia con la posible adicción sexual de la persona infiel. En este tipo de infidelidades hay insatisfacciones importantes en la relación y trastornos graves en la personalidad de los implicados en el trío amoroso. No es extraño que estos casos se relacionen con el abuso de alcohol y otras drogas. Es necesario recibir psicoterapia individual y terapia de pareja. De lo contrario, después del diálogo, el perdón y la reconciliación, se pueden presentar nuevas recaídas.

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO