El id es:node/149854
Mi Terapia de Pareja 29 de Agosto de 2018

¿Existe la adicción al sexo?

El usuario es:
Frauky Jiménez Mazo

Muchas parejas consultan sobre problemas sexuales y preocupados porque su pareja tenga adicción al sexo, esto se da al descubrirlos con varias aventuras durante muchos años, visitando muchas páginas de contenido sexual, o todo aquello que implique temas sexuales con un historial de una frecuencia exageradamente constante además de muy variada.

En la comunidad científica no existe un acuerdo general, sobre la adicción sexual, esta categoría no se encuentra en la quinta edición del Manual Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM5).

Sin embargo para describir esta problemática, se han utilizado términos diferentes, tales como, compulsividad sexual, preocupación sexual, conducta sexual fuera de control, hipersexualidad, alguna vez le escuche a un psiquiatra describir esta como una conducta problema, es decir sigue siendo controversia el término a utilizar.

Muchos especialistas se basan en los criterios diagnósticos de Kafka para definir si una persona es hipersexual y son estos:

A) Durante al menos seis meses, fantasías sexuales recurrentes e intensas y deseo sexual apremiante, así como conductas sexuales asociadas a cuatro o más de los siguientes cinco criterios:

1. Cantidad de tiempo excesiva invertida en fantasías y deseos sexuales, así como en la planificación y realización de conductas sexuales.

2. Fantasías, deseos y conductas sexuales repetidas en respuesta a estados de ánimo disfóricos (p. ej., ansiedad, depresión, aburrimiento, irritabilidad).

3. Fantasías, deseos y conductas sexuales repetidas en respuesta a situaciones vitales estresantes.

4. Intentos persistentes pero infructuosos para controlar o reducir significativamente las fantasías, deseos y conductas sexuales.

5. Implicación repetida en conductas sexuales ignorando el riesgo físico, psíquico o emocional que pueda suponer para sí mismo o para otras personas.

B) La frecuencia o intensidad de las fantasías, deseos y conductas sexuales provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad de la persona.

C) Las fantasías, deseos y conductas sexuales no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) ni a episodios maníacos. La persona es mayor de 18 años.

D) Especifíquese si el problema planteado es: masturbación, pornografía, conducta sexual con adultos que consienten, cibersexo, sexo telefónico, clubs de “striptease”, otros problemas.

Actualmente, las estrategias de tratamiento de personas con adicción al sexo incluyen farmacoterapia, psicoterapia cognitivo-conductual, enfoques de 12 pasos y terapia basada en la solución de problemas (Wilson, 2010).

Con una buena alianza terapéutica, adecuada comunicación con el paciente, escuchándolo no sermoneándolo, evitando caer en discusiones sobre la moralidad, sin hacer juicios de valor, seguro que la paciente se engancha con el tratamiento.

Lo más importante es el deseo de mejorar o cambiar la conducta sexual problema.

Visítame en www.miterapiadepareja.com
Dra. Frauky Jimenez Cel. 311 2098845
Fans page frauky jimenez

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas