El id es:node/151696
Mi Terapia de Pareja 27 de Febrero de 2019

La separación y los hijos

El usuario es:
Frauky Jiménez Mazo
Compartir:

Los hijos son la principal razón por la que parejas que han acordado separarse no lo hacen, pues sienten mucha culpa, temor por la responsabilidad con ellos, todo esto los agobia.

Les es difícil continuar separados y continúan en una convivencia con peleas, malos entendidos, falta de afecto, y créanme los hijos hasta los más pequeños sienten lo infelices que están los padres.

Cuando la relación es conflictiva, lo habitual es que el ambiente en casa sea tenso, la separación puede ser un alivio para todos. Es probable que a los hijos les resulte más sencillo entenderse a título individual con cada uno de sus progenitores y que de esta forma ganen en tranquilidad y calidad de vida.

Se trata de una decisión difícil y no existen otras fórmulas para optar tener más opciones, lo único es seguir o no seguir con esa relación de pareja.

Cada familia es diferente e irrepetible. Sin embargo, hay que dejar muy clara una idea: la mejor solución será aquella que nos permita querer y cuidar mejor a nuestros hijos, proporcionándoles lo que necesitan.

Si continuar con el matrimonio es estresante y amargo, en tal estado nos sentimos incapaces de dedicarles la alegría, el dialogo, la atención, el tiempo y el cariño que necesitan, nuestros hijos; es probable que la separación sea la mejor alternativa, aunque a corto plazo resulte dolorosa y dura para todos.

El psicólogo de pareja, en colaboración con el psicólogo infantil y el abogado de familia, proporcionaran a los conyugues el mecanismo y recursos para afrontar ese proceso.

Para los hijos es mejor una buena separación que una pésima convivencia, pensar que por los hijos, toda pareja debería permanecer unida podría no ser lo que los hijos deseen pues su niñez y adolescencia será muy triste. Si usted lo vivió me entiende, ver a sus padres maltratarse uno al otro es un infierno para los pequeños.

Es bueno para los hijos reunirse con ellos y decirles abiertamente la decisión que han tomado y el porqué, si le preguntan la causa de los conflictos, hay que ser sinceros pero evite al máximo, echarse culpas el uno al otro, o entrar en detalles íntimos de la relación.

La separación es una cuestión de sentimientos e intereses de dos personas que un día decidieron conformar una pareja y ahora deciden terminarla.

Así que, los hijos no deben ser convertidos en parte de ese conflicto, sigan siendo los mejores padres, quiéralos, llámelos, estén pendientes de ellos de sus necesidades y de darles mucho amor. Se puede ser también excelentes padres así estén separados; a los padres, no sean solo proveedores de dinero, también sean proveedores de amor y compañía para los hijos.

Sígueme en mi página frauky Jiménez

Celular: 311 2098845 Dra. Frauky Jiménez Mazo

@frauky

Síguenos en Instagram: frauky_jimenez

 

 

 

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO