El id es:node/12238
Psicología 15 de Marzo de 2011

El trastorno bipolar es mucho más que una rabieta

El usuario es:

Compartir:

Si usted, un familiar o alguien cercano a su círculo de amistades presenta cambios repentinos y drásticos de comportamiento, es muy posible que sufra de trastorno bipolar. Una enfermedad mental cada vez más común en la sociedad actual.

Un estudio realizado recientemente por el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos y que incluyó 11 países entre los cuales se encuentra Colombia, reveló que hasta el 2,4 por ciento de la población global podría sufrir de alguna forma esta enfermedad.

Dicho estudio fue publicado en Archives of General Psychiatry (Archivos de Psiquatría General) y manifiesta que entre los países donde fue realizado (México, Colombia, Brasil, Estados Unidos, China, Japón, Bulgaria, Rumania, India, Líbano y Nueva Zelanda), el que presenta una tasa más alta de la enfermedad es Estados Unidos, mientras que el que tiene menos incidencia es India.

Según los especialistas el trastorno bipolar, también llamado trastorno maníaco-depresivo, se caracteriza por presentar cambios drásticos en el estado de ánimo y en los niveles de energía y actividad que las personas utilizan generalmente en su desempeño laboral y en las relaciones interpersonales.

De igual forma, los investigadores expresaron su preocupación por la poca atención que los gobiernos prestan a las personas que manifiestan sufrir este trastorno. Mucho más en países con economías de menores ingresos donde la prevención y atención de esta enfermedad es prácticamente nula.

Los principales peligros del trastorno bipolar es que puede aparecer en cualquier momento de la vida y en muchos casos genera una discapacidad permanente a nivel cerebral que acaba con la vida saludable y normal de la persona. Uno de los grandes riesgos de esta enfermedad mental y que revela el estudio, es que de cada cuatro sujetos que la presentan uno intenta suicidarse. Así mismo, otras personas lo manifiestan con ataques de pánico, fobias, trastornos de conducta y abuso de sustancias.

Otra de las conclusiones, es que la enfermedad es más recurrente en hombres que en mujeres, y quizás lo más interesante es que aparece con más frecuencia en personas casadas o con trabajos demasiado exigentes que brindan poco espacio para el descanso.

DEFINICIÓN MÉDICA

El trastorno afectivo bipolar (TAB), también conocido como trastorno bipolar y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva, es el diagnóstico psiquiátrico que describe una variación del estado de ánimo caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo.

Clínicamente se refleja en estados de manía o, en casos más leves, junto con episodios concomitantes o alternantes de depresión, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas que no padecen esta patología. Por lo general tiene expresión por un desequilibrio electroquímico en los neurotransmisores cerebrales.

HABLA EL EXPERTO

Según el médico Juan Issac Llanos, director del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, y quien tiene un magister en psiquiatría, Colombia no escapa a esta enfermedad, íntimamente relacionada con la depresión. “El estado depresivo es la enfermedad de este siglo, y cada vez se le presta más atención por parte de especialistas y pacientes, por las consecuencias que esta puede traer”, afirma el especialista.

MÁS DATOS ACERCA DEL TRASTORNO BIPOLAR

Tratamiento: el componente básico para solucionar este problema es que la persona reconozca que lo tiene. Después de esto se inicia un tratamiento por parte de un especialista de la medicina que sea de la total confianza, acompañado del apoyo de los familiares o su círculo más cercano de amigos.

Tratamiento: la terapia farmacológica personalizada, especialmente durante las fases de desequilibrio, es otra de las claves para superar esta patología. Del mismo modo, una psicoeducación al afectado y a la familia les permitirá hacer frente a las crisis sin temores infundados y con mejores herramientas.

Patrones de cambio: estos pueden ser cíclicos, comenzando con una manía que termina en una depresión profunda. En ocasiones pueden predominar los episodios maníacos o los depresivos, en donde el estado de ánimo puede cambiar varias veces en un período muy breve de tiempo.

En los niños: otras veces se presenta el llamado ‘estado mixto’, en el que los pensamientos depresivos pueden aparecer en un episodio de manía o viceversa. Cuando el trastorno afectivo bipolar afecta a niños, generalmente aparece en su forma mixta.

Por herencia: el trastorno es prevalente según el historial familiar, es decir, que suele haber antecedentes familiares bien de trastorno bipolar o de otro tipo de trastorno del humor, como la depresión. Más de dos tercios de los afectados manifiestan tener familiares con este problema.

Texto: Alejandro Rosales M.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO