El id es:node/152734
Relaciones 05 de Junio de 2019

¿Qué hacer ante el embarazo de una hija adolescente?

El usuario es:
Foto: shutterstock

Mantener la calma, entablar un diálogo y tomar decisiones oportunas son algunos de los consejos que dan especialistas a los padres de familia.

Sharon Kalil
Compartir:

La noticia del nacimiento de un nuevo integrante en la familia es motivo de ilusión, alegría, unión y felicidad, en la mayoría de los casos. Sin embargo, este suceso puede nublar el entorno familiar en el caso de que el niño sea concebido por un menor de edad.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, en el  cuarto trimestre de 2018 se registró en Colombia que 1.310 mujeres de 10 a 14 años de edad dieron a luz. De acuerdo a esto surgen cuestionamientos como ¿de qué manera se puede sobrellevar el embarazo adolescente?, ¿qué rol juegan los padres del menor? y ¿cómo se puede mantener un equilibrio familiar?, entre otras.

Respecto a esto, el psicólogo clínico Ricardo García Barragán sugiere que los padres de familia lo primero que deben hacer es tener calma y comprender que es real el acontecimiento. “Lo siguiente es establecer nuevos límites y reglas que permitan al adolescente continuar con sus estudios, pero haciéndole ver que se adelantó a una responsabilidad y que por ende su vida cambiará drásticamente”.

También, para él, es necesario que los adultos hagan ver claramente a sus otros hijos, en caso de que los haya, que todos estamos expuestos “a cometer errores” y que a ellos también les podría suceder, por tanto deben seguir “respetando a su hermana/o”.

La psicóloga clínica María Pinto Vergara, por otra parte, comentó que esta situación para cualquier familia es difícil de aceptar, pues reconoce que su hija o hijo adolescente no está preparado para asumir tales responsabilidades y autonomía. “El temor que más siente la familia es que estos jóvenes no están preparados”.

Concordó con García en decir que lo primero que deben hacer es conservar la calma, generar un diálogo en el que se establezcan las líneas a seguir y tomar decisiones conjuntas. “Cuando se torna un ambiente agresivo las consecuencias serán mayores para el adolescente y para su hijo. Por su parte, los padres de familia deberían terminar de orientar a ese adolescente y este debe asumir su responsabilidad como madre o padre porque, de alguna manera, asumió el riesgo”.

Ahora bien, García manifestó que para seguir con este equilibrio los padres de familia deberían inmiscuirse en el crecimiento de su nieto únicamente si los padres adolescentes están en el colegio o universidad, o presentan alguna situación excepcional, pues “los padres del menor deben ser los responsables”.

“Los padres pueden sobrellevar la adolescencia de sus hijos en estos casos con reglas, límites, pero ante todo con comprensión y, en cierta forma, deben disfrutar a ese nieto y a sus hijos en esa situación”, agregó el profesional en Psicología.

Respecto a esto, María Pinto comentó que los especialistas en Psicología pueden ayudar a que la etapa de adolescencia del menor no se afecte ante un embarazo. “La idea es que el joven continúe con su formación y maduración. Ante todo, los involucrados en esta situación deben respetarse y también respetar la vida del bebé. Debe haber un equilibrio emocional en la familia y en la nueva madre, y esto se logra si el entorno no reprocha sus errores, sino la ayuda a salir adelante”.

Otro consejo que da el especialista García, para no comprometer el desarrollo social del nuevo integrante, es que el entorno familiar comprenda que es un nuevo ser que merece comprensión, afecto y permanente compañía. “Es hacerles ver que, aparte de ser una situación un poco “complicada”, ellos ahora son padres y deben asumir su nuevo rol, pero teniendo en cuenta que sucedió antes de “tiempo”, por lo menos en nuestra cultura, y por ende sus hábitos, recreaciones y demás cambiarán, pues la prioridad ahora es el nuevo ser”.

“En este momento el mundo es muy complicado. Ser padres en la adolescencia no es nada fácil, depende de la formación de unos padres estructurados que comprendan la situación y no se ensañen en culpar, ya que esto agravaría el problema, lo que podría llevar al adolescente al aborto, el suicidio, etc.”, sintetizó la psicóloga María Pinto.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO