El id es:node/151910
Cine 01 de Marzo de 2019

La aventura de vida o muerte de Alex Honnold que conquistó el Oscar

El usuario es:
Foto: Cortesía National Geographic.

Revista Sí conversó con el protagonista de la producción ‘Free Solo’, merecedora de un Premio de la Academia como Mejor documental. En entrevista, relató algunas confidencias sobre su experiencia al escalar sin cuerda un muro de 914 metros.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

Lograr la perfección o caer en la muerte. Esta ha sido el riesgo que ha acompañado la vida de Alex Honnold, escalador profesional de muros de granito. Su espíritu aventurero lo ha llevado a escalar los acantilados más grandes de Norteamérica, logrando permanecer como una persona humilde. Desde hace años vive su vida en una van, con lo necesario para su supervivencia, dedicando su tiempo a buscar nuevas aventuras. Además, se encarga de manejar la Honnold Foundation, una organización sin fines de lucro orientada a la protección del medio ambiente. 

Pese a haber conquistado grandes retos, desde hace varios años Alex Honnold vivía con el anhelo de hacer realidad el sueño de su vida: escalar sin cuerdas y sin protección El Capitan, en el Parque Nacional Yosemite (California, Estados Unidos). El muro de granito más famoso del mundo y reconocido por tener una altura de 914 metros. 

El esíritu aventurero de Alex Honnold lo ha llevado a escalar los acantilados más grandes de Norteamérica. 

Este sueño llegó a oídos de la cineasta E. Chai Vasarhelyi y del fotógrafo y montañista Jimmy Chin, quienes le propusieron registrar en un documental su hazaña, considerada como un logro atlético para la historia. Bajo el nombre Free Solo, los cineastas acompañaron a Honnold en su proceso de preparación durante dos años. Finalmente, en junio 3 de 2017, Alex se arriesgó a llevar a cabo este desafío de vida o muerte. 

En la pasada entrega de los Premios de la Academia, Free Solo fue premiado con un Oscar en la categoría a Mejor documental. A continuación, Alex Honnold confiesa detalles de esta experiencia, sus temores y el impulso que lo llevó arriesgarse a trabajar por sus metas. Free Solo se transmitirá el domingo 3 de marzo, a las 9 de la noche, en National Geographic. 
 

P: Obtener un Oscar es sin duda un logro cinematográfico, ¿qué sintió al enterarse en primera instancia de la nominación?
R: Esto es muy satisfactorio, es increíble. Creo que, en realidad, significa un poco menos para mí que para los cineastas, simplemente porque no puse todo el trabajo más fuerte en la elaboración de esta increíble película. Para mí, la recompensa fue hacer el ascenso real, pero creo que para los directores, los editores y el equipo es notable que logren ser reconocidos por compañeros de la industria. 

P: Usted atravesó un momento personal muy difícil con el divorcio de sus padres y la muerte de su abuelo, ¿escalar se convirtió en su refugió y ayuda para fortalecerse en este momento?
R: No sé si consideraría el escalar como un refugio para mí. Siempre ha sido el foco principal de mi vida, porque es lo que más me encanta hacer. He pasado por buenos o malos momentos. Miembros de la familia mueren, los padres se divorcian, pero esas son cosas que les suceden a todos y he estado escalando a través de ellos, como también lo he hecho en los mejores momentos de mi vida. Escalar es una especie de constante en mí, me ayuda a tener algo en qué enfocarme cuando hay situaciones difíciles.

P: En el documental usted tuvo que memorizar todos los movimientos que realizaría para escalar el muro para que las cámaras supieran cuál ángulo enfocar. ¿Cómo fue este proceso?
R: El proceso consistió básicamente en practicar todos los movimientos en la medida en que subes el muro y decides hacerlo una y otra vez. Se trata de memorizar como los hice para luego hacerlos sin la cuerda. Es como cuando un bailarín memoriza sus movimientos o cuando una gimnasta memoriza su rutina.

Momento en el que Alex cumple el sueño de su vida: escalar El Capitan. 

P: ¿En qué estaba pensando cuando subió el muro? ¿Sintió miedo de morir?
R: Definitivamente soy una persona que le tiene miedo a la muerte y por eso mismo pasamos dos años trabajando en esto, preparando y documentando el proceso. Si no me preocupara por vivir o morir, habría intentado subir el muro desde el primer día, pero quería sobrevivir. Creo que todos a veces deseamos tener más tiempo para hacer más cosas. Eso siempre ha sido importante para mí.

P: ¿Alguna vez consideró que las cámaras podrían ser una distracción para escalar el muro?
R: En un principio, un poco. Pensamos en eso y fue un tema importante para hacer el documental. Los realizadores decidieron incluir al equipo en la producción. El día en el que escalé el muro no fueron una distracción y fue realmente agradable verlos compartiendo esa experiencia conmigo. Ellos estuvieron filmando conmigo durante los dos años de preparación y usaron ese tiempo para decidir dónde deberían estar en el muro, cómo obtener las tomas, cuáles eran los mejores ángulos y cómo mantenerse al margen. Sin este tiempo, creo que hubiera sido difícil hacer el documental.

P: ¿Ha pensado en cuál será su siguiente objetivo?
R: Honestamente, no estoy seguro. Lo he estado pensando día a día. Es difícil imaginar nuevos objetivos por escalar cuando todavía estoy hablando mucho de El Capitan. Creo que por ahora voy a necesitar algo de tiempo para ir a escalar solo, estar en las montañas y ver que me inspira.

Alex (derecha) junto a Jimmy Chin, uno de los directores del filme. 

P: ¿Cuál considera que fue el principal reto de este desafío?
R: Además de caer y morir, lo que más me preocupaba es que no llegara a sentirme cómodo haciendo el documental. Ese fue el gran riesgo de los cineastas porque ellos no tenían idea de cuándo iba a sentirme listo para hacerlo, no sabían si el documental tendría un final. Desde mi punto de vista, mi desafío fue escalar y no fracasar.

P: ¿Cuál sería su recomendación para las personas que temen conquistar sus sueños?
R: Reiteraría que deben intentarlo, sé que es más fácil decirlo que hacerlo. A mí me llevó muchos años decidir escalar El Capitan sin seguridad. La producción me armó de valor para empezar a intentarlo. Pero antes pasé seis años queriéndolo intentar. Si se tiene miedo de intentar, en ocasiones se necesita algo que te saque de la complacencia. Todo el mundo lucha por seguir su propio camino.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO