El id es:node/142020
Comer 24 de Marzo de 2017

Descubriendo manjares en Campeche

El usuario es:
Foto: César Bolívar

La tierra que le da vida a la fiesta de la ciruela, por ser este su mayor producto, también cuenta con otras delicias. En una visita a su 29° festival encontramos sabores que demuestran que campeche no es solo ciruela.

Daniela Fernández Comas @danielaferco
Compartir:
“Desde que mi esposo y yo nos quedamos sin pensión trabajamos con esto, ha sido una bendición”, es lo que responde Denis Hernández cuando le preguntan qué tan importante es la ciruela para su vida. 
La ciruela es el producto insignia de Campeche, un corregimiento del municipio de Baranoa, en el departamento del Atlántico. Es en esta época que este fruto suele crecer en cantidad, razón por la que desde hace casi 30 años se celebra el Festival de la Ciruela en Campeche.
 
“Hacemos pudín desde que comenzó el Festival. Pero ya sabíamos hacerlo antes”, afirma Damaris Ortega, amante de la fruta. Como ella, son muchos los que esperan con ansias los tres días de fiesta, celebrados el fin de semana pasado, desde el 18 y hasta el 20 de marzo, para vender los productos que haga con ciruela, que van desde mermeladas y vino, hasta galletas y pudines.
 
Una característica que se encuentra al llegar, luego de andar una hora en carretera desde Barranquilla, son las ciruelas colgando en curiosas mallitas amarillas. Son estas las que ponen en evidencia que se ha llegado a Campeche, y hace pensar que hasta el agua tendrá este peculiar sabor. 
 
A $1.000, $2.000, y hasta $5.000, son vendidas estas mallitas de ciruela, el motor de varias familias que esperan con ansias el evento.
 
No todo es ciruela.  Parte del paseo a este corregimiento es transitar por su vía principal. Ahí, por supuesto, encontrarán cantidades de productos con la ciruela, pero no será lo único. Sabores como el mango y el ají ‘topito’ también se pueden probar en mermeladas y mezclas innovadoras como el ‘Escabeche’. Según Angelina Ortega, “también hay que trabajar con productos variados mientras llega la temporada de la ciruela”.
 
También están los sancochos y asados, para “darle energía” a quien los va a disfrutar. Eso sí, todo lo que allí encontrará tendrá buenos precios. Como dice Damaris “la idea es que el que venga a pasear pueda llevarse un dulcecito, una bolsita de ciruelas, un pudincito y hasta una botella de vino, y le diga a su familiares y amigos: estuve en Campeche y me acordé de ti”.
 
A continuación, le mostramos los alimentos que encontramos en el corregimiento:
 
 
Su presentación más popular, el pudín
 
Desde $1.000 usted puede conseguir el alimento con ciruela que más se vende: el pudín. Este viene en varios tamaños y presentaciones.  Una porción, 1/4 de lb, 1/2 b, 1 lb y más son los que puede degustar, sean redondos, rectangulares o en forma de corazón. Hay quienes dicen que “la receta original no lleva caramelo, por eso no sale oscuro”. Otros lo utilizan para endulzarlo. Lo cierto es que es el más popular, el más apetecido en el pueblo, razón por la que más de una familia tradicional lo sabe hacer. 
 
 
De la fruta, al jugo de ciruela
 
Si caminando por la avenida principal, donde están todos los puestos para comer y disfrutar, no encuentra una limonada para su día refrescar, no se preocupe, el jugo de ciruela es el que debe tomar. Al igual que los pudines, hay vasos de todos los tamaños, por eso su valor varía. Los hay de $1.000 y $2.000, perfecto para un presupuesto reducido que quiere seguir paseando, observando y disfrutando de todos los manjares que la tierra de la ciruela da para degustar.
 
 
Exquisitas opciones gastronómicas sin ciruela
 
El ají ‘topito’ es otro de los frutos que también se puede encontrar en Campeche. Este ingrediente ha permitido que se innove en la cocina de este pueblo y descubrir de qué manera se puede invitar a un consumidor a escoger la opción que no lleva ciruela. Una de estas es el Escabeche, mezcla que lleva pollo, ají ‘topito’, zanahoria y cebolla blanca, con un leve sabor dulce. Puede llevarlo por $12.000, o $9.000, dependiendo el tamaño, y consumirlo con galletas de soda o pan, y aderezar pollo y carne. ¡Es delicioso!
 
 
Almuerce con sancochos y asados
 
Uno de los infaltables en este lugar es el sancocho. Si usted desea visitar Campeche cualquier fin de semana debe probar un buen sancocho de mondongo (a $7.000) para tener energías y aguantar el trajín de cada actividad cultural. Pero si esta no es la elección que desea tomar, también puede probar la carne, el pollo y el chorizo asado, dispuestos en variados puntos del cálido pueblo. Juan Sevilla es uno de los tantos cocineros empíricos que ofrece estas opciones. Él –asegura– vive en Baranoa y viaja a todos los festivales que pueda para vender su comida.
 

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO