El id es:node/137346
Comer 01 de Abril de 2016

La Cocina del Caribe se reinventa sin abandonar sus ingredientes naturales

El usuario es:
Foto: Orlando Amador y archivo particular.

Conozca 3 lugares que mezclan sabor costeño con sofisticación.

Sara Hernández C.
Compartir:

Si usted busca aires de modernidad en la comida del Caribe, revista Sí le muestra en esta edición tres opciones que seguramente se convertirán en inolvidables experiencias para la vista, el olfato y, por supuesto, el paladar.

Los platillos registrados por el lente de nuestra revista cumplen a cabalidad, para muchos expertos, con los parámetros modernos de calidad y buen gusto que ofrece la cocina vanguardista.  

En pocas palabras, estos platos podrán hacer que se active su apetito por la variedad de emociones que producen con solo  verlos. Esto, sin contar la grata sensación que significa degustarlos. 

Róbalo crocante en salsa de guayaba agria, en La Cueva

El particular sabor de la  salsa de guayaba agria, por debajo del filete de róbalo, da un toque agridulce a la carne del pescado apanado, lo que produce una variedad de sabores agradables al paladar. El platillo está acompañado con arroz  de coco, patacones de guineo verde y una ensalada fresca con lechugas y tomates que acompañan esta apetitosa mezcla. Su valor es de $ 40.000. “Cada plato es único, ofrece lo particular de la época de los años cincuenta, junto a nuevos sabores”, dice Marta Herrera, directora de comunicaciones de La Cueva. El lugar es el único restaurante- bar  de  La Arenosa declarado Patrimonio Nacional, por toda la historia que guarda. El recinto abrió sus puertas por primera vez en 1954.
Dónde: carrera 43 No. 59-03, esquina.
Horario: de lunes a sábado de 12:00 m. a 3:00 p.m., y de 6:00 p.m. a 10:00 p.m. (lunes y martes). Los miércoles y jueves van hasta las 12:00 de la noche, y los viernes y sábado van hasta la 1:00 a.m. Los domingos no abren.

Ceviche de langostinos crocantes en Cocina 33

Unos langostinos rebozados en una tempura (fritura rápida japonesa) de queso parmesano ofrece este plato, una de las entradas de Cocina 33. Además, se acompaña con leche de tigre, que lleva limón, maracuyá, pimienta de cayena, cebolla  y manzana roja. El crocante del langostino, más la suavidad de su carne por dentro,  acompañada por el sabor agridulce de la leche de tigre  hace  que degustar este platillo sea una experiencia indescriptible. El concepto de Cocina 33, próximo a cumplir cuatro años, guarda la línea de comida barrio y la expresa con ingredientes regionales hasta platos de alta cocina. El espacio cuenta con  capacidad para atender a 60 personas, 40 en salón y 20 en sala. Valor: $ 31.900.
Dónde: carrera 52 No. 76 -188, local 6.
Horario: lunes a sábado, de 12:00 m. a 3:00p.m. y de 6:00 p.m., a 11:00 p.m. Domingo, de 12:00 m. a 4 p.m. No abre los festivos.

Sopón de mariscos en Mailia

El sopón de mariscos incluye camarones, calamares, langostinos, mejillones, langosta y róbalo, en una base de zumo de coco que lo hace sencillamente exquisito. Los sabores de comida de mar se mezclan a la perfección con toques dulces que le dan al plato un sabor versátil, que caracteriza  la cocina de autor del establecimiento. Comer en este espacio es, además, una experiencia “multisensorial” pues además estás en una galería de arte.“Nosotros fusionamos sabores y tendencias en nuestra cocina, pero además cocinamos con el sentir. Exploramos siempre  la búsqueda del sabor perfecto en pro de la excelencia”, explica María Emilia Lozada, chef del lugar. Valor: $46.000.
Dónde: carrera 48 No. 74-71.
Horario: de 12:00 a 4:00 p.m, y de 6:00 p.m. a  11:00 p.m., todos los días. Domingos hasta el medio día y los festivos no abren.

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO