El id es:node/145257
Comer 22 de Septiembre de 2017

La versatilidad del corozo en la mesa

Compartir:
Daniela Fernández Comas @danielaferco
Un jugo frío y bien endulzado es en lo primero que piensa una persona de la Región Caribe cuando le hablan del corozo. Es una bebida que no tiene hora ni lugar en la costa, ya que se consigue desde las fruteras de barrio hasta en los restaurantes a mantel. 
 
De hecho funciona como refrescante, por eso también se ha visto en chichas y cocteles. En el tradicional restaurante barranquillero La Cueva, por ejemplo, cuentan con un mojito llamado Indecorozo. El más llamativo entre las opciones de ese lugar.
 
Esa fruta pequeña, color vino tinto, en forma de una bolita diminuta y de sabor ácido también es muy popular con sal. Así la ofrecen los vendedores de frutas que se ubican en varias esquinas de la ciudad.
 
Pero su particular sabor, y color, ha hecho que cocineros en Barranquilla incursionen en sus platos con este fruto. Platos que hoy les recomendamos para que deguste y se encante con la fusión de este en diferentes maneras.
 
Pollo, pulpo, pato y salmón son solo algunos con los que se ha mezclado el corozo que, hervido y cocinado con azúcar, logra ser también una exquisita salsa, mejor conocida como reducción.
 
Así la ofrecen en Jack Bistro, con su delicioso pollo Jack, y en Lágula Steak bar, sobre un salmón a las finas hierbas.
 
Con frituras también lo puede probar, como en las croquetas de arroz y posta cartagenera de Magdalena Gastrobar. Es uno de los ingredientes por excelencia del lugar, jugando con la combinación de sabores que el Caribe puede brindar. 
 
Aquí la torta Magda también tiene que ordenar. Un postre húmedo a base de corozo, relleno de crema de leche y cremosino, con helado de vainilla y galletas trituradas que a su paladar le va a encantar.
 
Manjares para que se antoje y lo dejen sorprendido de todo lo que con este fruto se puede cocinar. 
 
Mensaje enviado Satisfactoriamente! REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO