El id es:node/130889
Comer 09 de Mayo de 2014

Un viaje de manteles por Asia, Mok

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Daniella Hernández Abello
Compartir:

Un chef cartagenero explora la riqueza culinaria del sudeste asiático. es el recorrido de sabores desde una espectacular casa en la Ciudad vieja.

No es desproporcionado decir que los sabores de la comida asiática son inagotables, y más en nuestro tiempo cuando podemos acceder fácilmente a sus ingredientes. Los gustos agridulces que identifican esta gastronomía están presentes en innumerables restaurantes de comida china y japonesa, pero un lugar en Cartagena se aventura a hacer un viaje un poco más extenso.

Hablamos de Mok, que abrió sus puertas hace menos de seis meses y que le está mostrando al público cartagenero y turista los sabores de lugares tan remotos como Laos, y Bangladesh.

La idea llegó al Corralito de Piedra de la mano del joven chef Fuad Akel, quien luego de prepararse y trabajar en Medellín se decidió a crear esta propuesta que como él mismo describe: “son platos de autor con fusiones de ingredientes nacionales y asiáticos”.

A la atractiva propuesta de cocina se suma el mágico ambiente que se respira en la Ciudad Amurallada, ya que el restaurante se encuentra ubicado en este sector. Es fácil de localizar, su fachada está pintada de un vibrante rojo.

Igual que sus paredes, los platillos de Mok vibran con sabores que Fuad importa con ayuda de un distribuidor especializado, como la salsa de chile dulce, los tallarines y el mirin (vino de arroz). “Estos porductos los mezclo con mora, maní y arroces”, dice Akel.

Sus mezclas de arroz son muy solicitadas. Por ejemplo, el arroz camboyano es una alternativa fresca, con mariscos salteados y ensalada fresca de verduras. Otra buena opción es el plato Ghi, que bien podría describirse como la reinterpretación asiática del arroz con coco local, aunque más cremoso y acompañado de un surtido de mariscos.

Los platos fuertes que brinda Mok  tienen algo más que sabor. Sus cantidades son razonables para el precio y se convierten en insospechadas explosones en el paladar. Ejemplo de ello es el atún encostrado o el salmón en salsa de frutos rojos, que gozan de gran aceptación entre los comensales.

Si no perdona algo dulce después de comer, Mok no lo desilusionará. “Trato de hacer todo en casa, hasta los postres”, explica el chef Akel. Para seguir en el sendero asiático pida un cheesecake de lychees, en el que se combina esta clásica preparación con el aromático fruto oriental.

La invitación es a disfrutar lo que ordene, no importa qué sea, ya que viajes como este pocas veces se realizan.

Para empezar la comida ordene una entrada


Especialidad: Wontones de cerdo caramelizados con papaya fresca. cuánto: $13.900

El arroz con coco con sabor a oriente


Especialidad: Arroz Ghi, preparación cremosa acompañada de mariscos. Cuánto: $29.500

Asia en un plato,  así es el arroz camboyano


Especialidad: Mezcla de aromático arroz salteado, mariscos y verduras. Cuánto: $27.500

‘Cheesecake’ de lychees para terminar


Especialidad: Postre de queso con galleta, bañado con lychees. Cuánto: $10.000

PARA VER RECOMENDADOS HAGA CLIC AQUÍ

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO