El id es:node/152815
Hobbie 14 de Junio de 2019

Títeres: vehículo de comunicación y aprendizaje social

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

La creación de personajes a partir de objetos se considera una disciplina artística que debe cumplir una función dramática. Uno de los grandes beneficios es el desarrollo de la creatividad y el sentido de responsabilidad.

Sharon Kalil
Compartir:

Concentrado, pegándole cartón a la figura de papel que acababa de recortar de una revista, así permanecía Juan Sebastián Barandica, de nueve años. El menor acababa de descubrir en un taller artístico una técnica para la creación de títeres, en el que objetos como papel, silicona, tela quirúrgica, palillos, pegante y cintas, entre otros, se unían para cumplir una función dramática.

Junto a él se encontraba su tío Jairo Coronel, quien se desempeña como profesor de español y literatura, y quien lo llevó a esta jornada interactiva. “La creación de títeres permite que los niños tengan responsabilidad y desarrollen su creatividad. Los niños se divierten, aprenden y tienen en qué invertir el tiempo libre (…) lo mejor es que se puede hacer en familia”, sostuvo mientras recortaba la cara de un artista reconocido.

Así como Juan Sebastián, muchos niños y adultos se han sentido atraídos por “darle vida” a todo tipo de objetos y materiales. Según el profesional en Artes Plásticas, profesor del proceso de la Gobernación de Atlántico Cultulab y experto en títeres, graduado de la Escuela taller de Titiriteros Ariel Bufano, Gabriel Acuña Rodríguez, aquellos que se dediquen a la elaboración de títeres, además de hacer uso de su creatividad, aprenden a manejar el conflicto a través de las historias y los personajes.

“El teatro de títeres permite que el ser humano pueda entender la dinámica de resolución de conflictos. Ayuda mucho el hecho de que estamos poniendo esa situación en un objeto, que finalmente es el que lo resuelve. Por otro lado, con la creación de títeres se afianzan muchos valores y, sobre todo, el trabajo en equipo”, dijo.

Cabe destacar que para hacer un títere no es necesario usar objetos en particular, pero sí lo es conocer la intención, la función y el sentido de este personaje para poder interpretarlo adecuadamente, como sostuvo el director artístico de Luneta 50 y experto en títeres, Manuel Sánchez.

“De acuerdo a la función que va a cumplir dramáticamente el títere uno elige con qué materiales elaborarlo. Puede ser uno plano, una marioneta de hilos y un objeto animado, etc. El teatro de títeres en Barranquilla y en la Región Caribe no ha tenido un desarrollo suficiente ni el mismo que otras disciplinas artísticas”.

Sánchez aclaró que un títere es cualquier objeto que se usa con un objetivo narrativo, aunque también pueden ser muñecos elaborados para una función específica.

“Los materiales más usados son el papel, la espuma y la madera. Por otro lado, en el universo del niño el títere es casi igual a él, entonces este de por sí genera una conexión particular y única con los menores, así que es un medio eficaz para la comunicación con ellos”.

Por su parte, Gabriel Acuña contó que a los talleres de Cultulab, que dicta en diversos municipios del departamento, asisten personas de todas las edades para aprender sobre esta disciplina. “Vamos de martes a sábados a Santo Tomás, Juan de Acosta, Malambo, Tubará y Soledad, los talleres son gratuitos y nosotros llevamos todos los materiales”.

Sostuvo que en la fabricación de títeres muchas veces lo que prima son los materiales que se usan, es decir, que estos también vayan acorde a la finalidad del personaje. “Por ejemplo, hacer un mono con una cabeza de coco, las manos de cucharas de madera y las patas de tenedores. El material está a la vista. Los que son hechos con calcetines o medias tienen como función mover la boca y lo logran por su material flexible”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO