El id es:node/135169
Paseo 18 de Septiembre de 2015

Coveñas, sus playas y 10 islas más

El usuario es:
Foto: José Luis Rodríguez y archivo particular.

Sara Hernández C. / @Sara_hernandezC
Compartir:

A treinta minutos de Sincelejo podrá encontrar unos lugares paradisíacos: Coveñas y el archipiélago de San Bernardo. Estos  se encuentran entre los destinos turísticos preferidos por los colombianos, por la economía de sus paquetes turísticos y la diversidad de sus recursos naturales.

“Quien viene por una ocasión queda enamorado de los paisajes”, explica Beatriz Díaz, propietaria de una cabaña del condominio Góndola, en Coveñas. Un lugar que deja la urbe a un lado y le da paso a las altas palmeras, la arena blanca y la diversidad de tonos azules  de sus aguas poco profundas.

Corredor turístico.“Estar en Coveñas es una experiencia gratificante, no solo por el lugar en el que me estoy alojando, sino por todo el paisaje que tiene para ofrecernos mar adentro, la arena clara y los hermosos atardeceres que son fabulosos”, explicó Heinz Martínez, un turista que llegó a la zona. Quizás lo que este joven describe está ligado al aire de tranquilidad que transmite su entorno tropical, una zona limpia y poco congestionada con gente trabajadora  que trabaja duro para salir adelante.

El suave oleaje y las aguas llanas del Mar Caribe son algunos de los puntos a favor de este corredor turístico. En el sector hay condominios como la Góndola, ubicados en la primera ensenada de Coveñas, a  800 metros de la ciénaga la Caimanera. A 60 metros del mar también hay lugares como Villa Beatry, Villa Blanca y Villa Patry.

“Los atardeceres son magníficos. En definitiva es el destino ideal para despejar la mente y sumergirse en un ambiente de tranquilidad”, relata Heinz. Los puertos de Tolú despachan recorridos que navegan, por todo el Archipiélago de San Bernardo para visitar 10 islas ubicadas en el Golfo de Morrosquillo. Ellas son: Boquerón, Palma, Panda, Mangle, Ceycén, Cabruna, Tintipán, Maravilla y Múcura y un islote artificial (Santa Cruz del Islote).

No es muy difícil ir mar adentro. Basta con dirigirse a una de las marinas de Tolú para iniciar la aventura. Aguas tranquilas, pocos vendedores ambulantes, actividades náuticas y, la cercanía entre una y otra isla, hacen de este recorrido la oportunidad idónea para caretear, internarse en la vida acuática y nadar en espacios donde la lancha se detiene. Recorrer el complejo de islas puede llevar todo el día, dependiendo  del oleaje de la zona. Ofrece la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza y apreciar la belleza del mar, la arena blanca y sus corales.

Bucear en Isla Múcura.
En el trayecto, las personas pueden llegar a isla Múcura y caretear, el suave oleaje así lo permite. “Es divertido ver como los peces y las especies marinas se mueven bajo el agua”, explica Martina López, asidua visitante del lugar. Describe el momento como una sensación distinta para el cuerpo, pues los oídos se tapan ligeramente, la vista y el tacto se agudizan y se logra un contacto más real con el espectáculo que hay bajo el agua. Otras islas para realizar este deporte son: Tintipán, Isla Palma y Arena Blanca.

Ciénaga volcán de lodo.
Está a 20 o 30 minutos de Coveñas. Los guías de la región lo asemejan con el volcán del Totumo, con la diferencia de que allí el lodo se elimina con unas duchas y no en una Ciénaga. El baño en barro es conocido por los “beneficios” que trae al cuerpo de las personas, entre ellos dolencias en el sistema óseo y la artritis. Estos baños son reconocidos por ser antisépticos y antiinflamatorios, ayudan a eliminar las toxinas del cuerpo y aportan minerales al organismo.

Algunos destinos

Caretear en isla Múcura

Las cristalinas aguas y suave oleaje permiten caretear. Una sensación distinta para el cuerpo, en la que este se prepara para una exposición en la que la vista y el tacto logran un contacto más vivo con aquel espectáculo bajo el agua.

Isla de Tintipán

Las aguas cristalinas de la isla Tintipán hacen de este destino un acogedor sitio en donde reina la tranquilidad. Es un espacio propicio para acercarse a la naturaleza. La calidez del trópico y de su gente hacen de este un acogedor destino.

Paseo por la Ciénaga la Caimanera

Un paseo en canoa o en un kayak por tres horas es una buena opción. Este lugar reúne uno de los ecosistemas más importantes de Sucre por sus manglares y biodiversidad. Tiene casi 2.100 hectáreas de extensión.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO