El id es:node/133991
Paseo 22 de Mayo de 2015

La Mojana, un tesoro natural

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Ubicada en el corregimiento de Arroyo de Piedra, en Luruaco, alrededor de esta cueva surgió una leyenda que se ha transmitido de generación en generación. La gruta es hábitat de murciélagos.

Lina Orozco Montesino
Compartir:

Unos 67 kilómetros y cerca de hora y media en transporte terrestre, desde la salida de la ciudad, separan a Barranquilla de Arroyo de Piedra. Quizá el mayor atractivo de este corregimiento, jurisdicción del municipio de Luruaco, es la Cueva de La Mojana, una gruta habitada por murciélagos y una hermosa criatura encantada, según narran los pobladores de la zona.

“La leyenda de La Mojana a mí me la refirieron mis abuelos, pues esta historia se ha transmitido de generación en generación. Lo que dicen las personas mayores es que se trataba de una mujer bella, que tenía una cabellera larga y cargaba una peineta de oro en la mano. Su intención siempre era atraer a los jóvenes, pero cuando ellos se acercaban, los evadía y desaparecía por entre las piedras”, comenta Julio Mercado Roca, de 70 años, nativo del corregimiento.


Para facilitar su llegada, el camino a la cueva se encuentra señalizado.

Para encontrar el sitio, debe entrar al casco urbano de Arroyo de Piedra, cuya principal actividad es la extracción de piedra caliza y arena utilizadas en el área de la construcción.

El punto de referencia en el corregimiento es la parroquia Santa Lucía, que en febrero fue noticia por un incendio que acabó con gran parte de su estructura y que, por cierto, aún no ha sido reparada.

Desde la plaza principal de la iglesia, un par de señalizaciones le indicará el recorrido hasta el destino final. Allí tendrá que atravesar un improvisado puente de tablas que lo conducirá por el sendero hacia el lugar, a pocos metros.

Aunque, de acuerdo con Edie Altamar, otro de los lugareños, poco queda de aquella Cueva de La Mojana en la que propios y foráneos gozaban con un manantial de nacimientos de agua, la zona continúa siendo frecuentada por visitantes que desean conocer este terruño del departamento del Atlántico con un significado histórico y cultural.

“Anteriormente manaba agua de entre las raíces de los árboles que formaba un pozo donde la gente se bañaba. Un chorro caía sobre la piedra más grande, ese era un espectáculo majestuoso. Pero la mano del hombre secó los humedales, por las quemas y la deforestación, y hace unos diez años que no brota el líquido”, explica Altamar.

La cueva también es un destino predilecto para los amantes de la naturaleza, así como para quienes disfrutan de las actividades extremas al aire libre como el montañismo.


Santuario

de qué: virgen de Nuestra Señora de Lourdes.

Julio Mercado Roca, poblador de la zona, relata que en la Cueva de La Mojana colocaron una imagen de Nuestra Señora de Lourdes en honor a la aparición que esta tuvo en una laja. Anteriormente, los feligreses hacían peregrinaciones periódicas al lugar. 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO