El id es:node/137102
Paseo 04 de Marzo de 2016

Un destino turístico diferente

El usuario es:
Foto: Christian Mercado

Muchas razones para no irse de Colombia sin conocer el ‘metro’: es el más imponente y uno de los de mayor tradición en el país, en donde han jugado leyendas del fútbol como Diego Maradona y Ronaldo.

Germán Corcho Tróchez
Compartir:

Al Metropolitano no es lo mismo verlo por televisión que conocerlo en vivo y en directo. Frase obvia, de cajón, es lo primero que pensarán muchos al leer esta entrada. Pero no lo es y por eso, si usted viene a Barranquilla, permítame que le recomiende incluirlo en su lista de destinos turísticos, no solo de la ciudad, sino del país.

El estadio Roberto Meléndez, el coloso de la Ciudadela 20 de Julio, es el más imponente y uno de los de mayor tradición en el país. No en vano es la casa de la Selección Colombia, donde el equipo nacional ha logrado cuatro de sus cinco clasificaciones a un mundial y con una cancha que se ha vestido de alfombra roja para recibir a leyendas del fútbol como Diego Maradona y al ‘fenómeno’ Ronaldo.

¿Razones? Muchas para no irse de Colombia sin conocer el ‘Metro’. Eso sí, la mejor ocasión para adentrarse en su selva de sillas es cuando ‘la caldera’ esté en plena ebullición. Traducción: invierta en una boleta, ya sea en un partido de Junior –el equipo de la ciudad– o del combinado nacional.

No le coma cuento a una columna de opinión que circuló el año pasado, ‘15 razones para no ir a ver un partido de la selección a Barranquilla’. Téngalo claro: lo que allí se escribió, no tiene por qué ser su experiencia. Ni en pintura.

No son caprichos de barranquillero. Y, si lo son, tienen fundamentos: ya son 18 los años, de 28 calendarios que tengo, desde que ingresé por primera vez al estadio de mi ciudad. Véngase, no mire ni vea: viva y toque. Hay cuatro tribunas: norte, sur, oriental, y occidental alta, baja y numerada.

Mi compañero William González Badillo, coordinador de Deportes de EL HERALDO, ya le hizo el trabajo de contar una por una (sí, una por una) las sillas, para que usted sepa que hay 46.692 sillas: 12.425 en oriental, 9.838 en norte, 9.877 en sur y 13.340 en occidental, además de 1.212 puestos en palcos y para la prensa.

Estar en el Metropolitano y presenciar 90 minutos de fútbol no tiene par. Y si el encuentro tiene a Junior como local, le aseguro que en 90 minutos la vida es un Carnaval: disfraces, el sonido de una tambora sonando de fondo, butifarras con bollo e’ yuca para que pruebe algo distinto y, si el partido es aburrido, no tiene de qué preocuparse: las gradas siempre son una pasarela donde pululan las mujeres bonitas. ¡Verdaderos mujerones!

Así se vive en el fútbol entre el río y el mar, en la tierra de Shakira y Édgar Rentería. Un gol se canta distinto, se vive, se palpita. Es como si cada asistente hubiese pateado el balón. Y que conste: no se extrañe que un completo desconocido sentado a su lado, con cara de ‘parto’, se le abalance y celebre con usted. Eso suele ocurrir cuando los rojiblancos consiguen el triunfo en tiempo de reposición, como ocurrió hace 19 días ante Patriotas, cuando Jorge Aguirre mojó la red al minuto 91.


Los 11 titulares se reúnen antes y después del partido, en la mitad del campo.


Aguirre (29) es felicitado por otros jugadores de Junior, tras anotarle a Patriotas.


Jorge Aguirre, delantero de Junior, durante el partido que Junior ganó 1-0 a Patriotas, el 14 de febrero pasado.

Datos del Estadio

Aforo según conteo EH
Oriental alta: 7.543.
Oriental baja: 4.882.
Norte alta: 6.091.
norte baja: 3.747.
Sur alta: 6.037.
Sur baja: 3.840.
Occidental alta: 8.518.
Occidental baja: 4.822.
Total: 45.480.
Palcos y prensa: 1.212.
Gran total: 46.692 sillas.

Recomendaciones para ir al ‘Metro’:
Las autoridades recomiendan que para una mejor movilidad, salga temprano desde su lugar de estadía y así evita congestiones. La Policía de Tránsito desarrolla antes, durante y después del partido, operativos de alcoholemia en puntos fijos y móviles de la ciudad. A los conductores se les recuerda no exceder el límite de velocidad. Sepa que hay fiscalización electrónica en algunas de las vías de acceso. Es mejor no acudir en vehículo particular: hágalo en taxi o, con alguien conocido, utilice el sistema de transporte masivo Transmetro.

Sépalo: si usted entra al escenario inaugurado en mayo de 1986, lo hará en el templo donde triunfó y, por eso, se retiró el más grande del balompié de este país: Carlos Valderrama, el Pibe. Sí, el del “todo bien, todo bien”. Solo va a necesitar unas buenas gafas de sol y consumir mucha agua, si se decide en horas de la tarde. Si es de noche, no se preocupe: las luminarias que hay le garantizan una vista excelente. Si no ve bien el partido, me da mucha pena: el problema ya es suyo y le recomiendo que visite al oftalmólogo.
Horario: depende del partido.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO