El id es:node/133824
Paseo 01 de Mayo de 2015

Un encanto natural llamado Cucamba

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Contemple las maravillas del ecosistema de esta zona poblada por descendientes mokanás. pozos de aguas cristalinas y cientos de especies de fauna y flora son el principal atractivo para los amantes del turismo ecológico.

Lina Orozco Montesino
Compartir:

El crujir de las hojas secas distribuidas a lo largo del camino —consecuencia del intenso verano— se acompañan del canto de los pájaros y de otras especies que advierten la presencia de ‘intrusos’. Son estos los sonidos constantes en el trayecto a pie de unos dos kilómetros, que empezó hacia las 9 de la mañana con cinco “exploradores”.

Este mismo recorrido pueden hacerlo aquellos amantes de la naturaleza, para quienes Cucamba, jurisdicción del municipio de Tubará, se suma a la lista de escenarios disponibles para la interacción con la flora y la fauna silvestre en el departamento del Atlántico, “catálogo” del que también hacen parte la reserva natural El Palomar, en Piojó, y Luriza, en Usiacurí.

Para iniciar la caminata, debe transitar, desde Barranquilla, alrededor de 20 kilómetros por la Vía al Mar, —ya sea en un bus intermunicipal o en vehículo particular— hasta llegar a la entrada a la vereda Bajo Ostión, que está señalizada en la carretera. Si va en un carro adecuado, este puede internarlo alrededor de un kilómetro trocha adentro.

Efraín Vásquez, exgobernador indígena y uno de los pobladores de la zona, será quien lo guiará en el recorrido, que puede hacer en grupos de amigos, familiares o compañeros de estudio.


La ruta de senderismo sigue el cauce del arroyo Cucamba, que por estos días está casi seco debido al intenso Fenómeno del Niño.

Aun así, se descubre un oasis al final del trayecto: un pozo de aguas cristalinas, que anteriormente servía como única fuente del preciado líquido, complementa el paisaje majestuoso del lugar. En época de lluvias, comenta Efraín, el agua brota entre las raíces de los árboles, formando pequeñas cascadas. En dicha temporada, el pozo alcanza una profundidad de unos dos metros.

A lo alto, se divisa una meseta, que siglos atrás fue un cementerio Mokaná y donde hoy residen varias familias descendientes de este grupo indígena.

Un poco de historia
De acuerdo con Efraín Vásquez, exgobernador Mokaná, el término Cucamba es un vocablo indígena con el que denominaban a un ave que abunda en la zona, que actualmente es conocida como bujío. Algunos pobladores siguen creyendo en la leyenda del Mohán, una criatura que, según dicen, se aparece en forma de hombre o de mujer, y hace presencia como “cuidandero espiritual” de las aguas cristalinas del pozo.


Recomendaciones

Vestuario y protección
No olvide que es importante usar ropa cómoda: pantalón largo, camiseta, gorra y zapatos cerrados, así como aplicarse bloqueador solar y protector para labios, antes de salir de casa.

Elementos y necesidades
Recuerde llevar su cámara fotográfica o de video para capturar los mejores momentos de su paseo. También guarde en su bolso un líquido hidratante, como agua o bebidas energizantes.


Conservación
Cuide el medio ambiente. No arroje basuras en el camino, ni a los cuerpos de agua. Tenga presente que la contaminación afecta a cientos de especies que conviven en el ecosistema de Cucamba.

Avistamiento de animales
Es aconsejable comenzar el recorrido hacia las 7 de la mañana, para poder admirar la presencia de animales. Quieren deseen realizarlo, pueden comunicarse con Efraín Vásquez, al celular 310 426 3085.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO